Marketing online y SEO al descubierto

cómo-disminuir-el-porcentaje-de-rebote-de-una-página-web.jpg

Cómo disminuir el porcentaje de rebote de una página web

El objetivo principal de un webmaster suele ser siempre posicionar una web en los primeros resultados de búsqueda y aumentar el tráfico. Aunque esta finalidad la perseguimos todos, además del ranking que ocupa nuestra página, debemos preocuparnos de otros factores indicativos que señalan si estamos haciendo un correcto trabajo en la red.

Entre los aspectos que hay que valorar y analizar se encuentra la tasa de rebote, las páginas de destino o la duración media de una visita. Estos datos son importantes para examinar el comportamiento del usuario, mejorar la experiencia del mismo y sobre todo aumentar la conversión de la web.

¿Por qué la tasa de rebote (bounce rate) es un factor importante?

Supongamos que tu página web está situada en las tres primeras posiciones al buscar una determinada palabra clave, por lo tanto, atraes bastante tráfico cualificado. Sin embargo, aunque muchos usuarios acceden a tu web su permanencia en el portal es inferior a 5 segundos. Este dato quiere decir que los internautas o no encuentran información relevante en tu web o les parece un sitio poco intuitivo. Por lo tanto,  aunque tu número de visitas sea elevado, la permanencia en la web es mínima y raramente conseguirás conversiones.

¿Qué significa tasa de rebote?

La tasa de rebote es una métrica que indica la cantidad de usuarios que abandonan una determinada web después de aterrizar en una página. Si tienes una tasa de rebote demasiado alta significa que los usuarios no encuentran la información que esperaban en tu web.

La tasa ideal de rebote de una página web sería del 0%, porque indicaría lo acertado del diseño de la página web y que todos los visitantes la consideran lo suficientemente interesante como para visitar sus páginas, pero dejando a un lado ese escenario ideal, sólo podemos decir que por mucho que se escriba sobre esto no existe una tasa de rebote ideal, ya que depende del sector y tipo de página. No obstante, existen muchas medidas y técnicas que pueden ayudar a webmasters, propietarios de webs y bloggers a hacerla disminuir, en este post os explicaremos cómo hacerlo.

Cómo disminuir la tasa de rebote

cómo disminuir la tasa de rebote

1.- Identificando la fuente de tráfico (tráfico orgánico, social, directo, etc)

2.- Mejorando la calidad de los contenidos, es decir, escribiendo textos más extensos y que profundicen en determinados temas.

3.- Desarrollando un diseño web intuitivo y amigable para los usuarios.

4.- Reduciendo la velocidad de carga de la web.

5.- Incluyendo enlaces hacia otros posts internos para relacionar contenido.

6.- Configurando los enlaces que apuntan hacia otros sitios web para que abran en una nueva ventana y los usuarios no pierdan la página inicial en la que estaban navegando.

7.- Evitando el exceso de publicidad y popups en los portales.

Cómo estudiar la tasa de rebote

En la red existen varias herramientas para medir la tasa de rebote y una de las más utilizadas es Google Analytics que, como todos sabéis, es gratuita y aporta mucha información sobre una página web.

Para poder analizar la tasa de rebote de nuestro sitio web y trabajar para disminuirla debemos de estudiar los porcentajes de rebote generales y específicos de nuestra página.

  • General: La podemos ver en la home de Analytics.
  • Específico de cada una de las páginas que los usuarios aterrizan y para ello se puede comprobar la tasa de rebote accediendo a la web en el apartado comportamiento -> contenido del sitio -> páginas de destino -> porcentaje de rebote.

Toda esta información nos ayudará a identificar con qué fuentes o páginas tenéis porcentajes de rebote más altas, pero… ¿Cuál puede ser la causa de estos porcentajes de rebote altos en una página web?

7 Razones de porcentajes de rebote altos en un sitio web

Razones de porcentajes altos de rebote en una web1.- Tienes mal integrado el código de seguimiento, es decir, puede ser que sólo lo tengas en la home y el resto de páginas escapen del análisis de Google.

2.- La navegación en tu sitio web resulta muy poco amigable para el internauta.

3.- El diseño de tu página o el contenido no son atractivos y tus visitantes se van tan rápido como llegan.

4.- Tiempo de carga excesivo que hace impacientar a los usuarios. Por ello, es importante que te encargues de optimizar la velocidad de tu web.

5.- Has seleccionado mal tus palabras clave para atraer tráfico orgánico, y consigues captar visitantes, sin embargo, a estos no les interesan los contenidos de tu sitio.

6.- Has realizado una mala selección de las keywords de tus anuncios de pago y los visitantes que terminan en tu web no estaban buscando la información que les das o los productos o servicios que quieres venderles.

7.- Demasiada publicidad o excesivas ventanas emergentes que impiden la lectura de los contenidos a los usuarios.

Para disminuir el porcentaje de rebote tendrás que analizar cuál de estas razones puede ser la causa y trabajar para disminuirla. Y vosotros, ¿cómo hacéis disminuir vuestra tasa de rebote?

Tu comentario