Marketing online y SEO al descubierto

portada_factores_WPO.jpg

4 factores que afectan al WPO

4 factores que afectan al WPO
3 (60%) 1 voto

¡Tres segundos! Tres segundos y adiós, así de fácil. Tres segundos es lo que nos separa de una visita a nuestra web de calidad de otra que pasará a formar parte de la tasa de rebote. ¿Solo tres segundos? E incluso menos. Y es que el WPO (Web Performance Optimization) sigue siendo uno de los factores más importantes para posicionar una web y, sobre todo, para conseguir llamar la atención y captar tráfico que convierta y navegue por la web.

Ahora bien, ¿cómo disminuir la velocidad de carga de una web? En este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que puedas reducir la velocidad de tu página online. Cualquier variación en el tiempo de carga de una web, ya sea para más o menos segundos, tiene una gran repercusión en las estadísticas tanto de posicionamiento como de visitas que tenga la web. En parte porque el WPO es un parámetro que afecta tanto a los ojos de cualquier usuario como a los ojos de los robots de Google que lo consideran un dato bastante codiciado para valorar la calidad de una web.

Cómo saber cuál es el tiempo de carga de mi web

Y muchos preguntarán: Bien, ¿y cómo veo cuánto tarda mi web en cargar? Y aquí estamos nosotros para ayudarte a encontrar tu respuesta. Existen diversas herramientas que se utilizan para extraer estos datos que son de gran interés si lo que estás buscando es optimizar y posicionar tu web. Entre las herramientas y programas más característicos que te ayudarán a saber el peso y la velocidad de tu web están:

PageSpeed Insight

Pingdom Tools

GTmetrix

Se tartan de herramientas precisas y claves en el análisis y estudio de cualquier web que tengas intención de analizar, tanto si es la tuya, como si estás haciendo la auditoría SEO de algún proyecto digital. En estos programas quedan enumerados los fallos por mejorar para disminuir el proceso de cargar y optimizar el WPO.

 

Factores que afectan a la velocidad de tu sitio web

Existen diversos factores que al modificarlos y mejorarlos incidirán en la velocidad de carga de una web. Algo con lo que se conseguirá evitar que un gran porcentaje de usuarios que decide abandonar la página porque tarda en cargar pueda acceder a los contenidos con la mayor brevedad posible. A continuación te facilitamos una lista con los principales puntos que debes tener en cuenta para optimizar al máximo el WPO y alcanzar una velocidad de carga más rápida para tu web.   

 

Elige un servidor web optimizado

Es importante contar con un servidor de calidad que te garantice una respuesta rápida. En el mercado digital existen un gran número de servicios de hosting y servidores para contratar pero, ¿qué hosting debería coger para tener una web optimizada? En este caso, en el momento de escoger un servidor es recomendable tener en cuenta la característica de los mismos, y no solo su precio económico.

Aspectos técnicos como la capacidad de almacenamiento, que no sea muy limitada, o la capacidad de RAM, donde una capacidad corta favorecerá el que los procesos sean más lentos. Además, hay que evitar una sobrecarga del servidor para conseguir un TTFB óptimo. El TTFB (Time To First Byte), hablando claro, es el tiempo que destina el navegador en dar respuesta a la petición de un usuario que entra en un dominio web.

Comprime en formato gzip

Otro de los factores que influyen a la hora de potenciar que la web cargue de una manera más rápida es el peso de los archivos que la componen, así como la estructura de su código. Siguiendo este modelo, uno de los pasos más interesantes que te recomendamos es habilitar este compresor de código para evitar sobrepeso de la página web.

Para ello, se requiere insertar un código dentro del fichero de .htaccess. No obstante, si trabajas con un CMS como wordpress puedes instalar plugins que te ayudarán a controlar estos pasos como es el W3 Total Cache.

Combinar y minificar el código

Los archivos de CSS y JS normalmente son los que más ‘engordan’ una web, junto con las imágenes, por lo que conviene prestarles un poco de atención y cuidado. Uno de los pasos que te recomendamos hacer es el de ‘minificar’ estos archivos de código para eliminar todos los espacios y huecos y conseguir una hoja de estilo compacta y bien estructurada.

Además, también es conveniente unificar ficheros para, de este modo, recudir el número de peticiones cada vez que se abre una página web.

Optimizar y dimensionar las imágenes

El contenido multimedia sigue siendo uno de los pilares principales para conseguir crear una web llamativa y capaz de llamar la atención del usuario. Es por ello que son de vital importancia en las tendencias web que se están imponiendo.

En el caso de los vídeos, lo más interesante y coherente es embeber los vídeos directamente de plataformas como Youtube para evitar que todo el peso recaiga sobre la propia página. En el caso de las imágenes requiere de un trabajo más manual e individual.

Antes de publicar imágenes y volcarlas a tu panel de control es importante que las comprimas y dimensiones de forma correcta para conseguir que pesen lo menos posible. De esta forma, herramientas como Photoshop, para dimensionar y rebajar su peso, acompañadas de otros programas gratuitos como Tiny.jpeg te servirán de gran ayuda para este cometido de optimización del WPO de la web. Así conseguirás una imagen realmente al tamaño que se va a ver y que está ya optimizada al máximo.

Como punto extra comentar que existen herramientas, ya de pago, y que funcionan como un pluging que permiten rastrear las imágenes que existen en la propia página y optimizarlas una vez están ya subidas.

Tu comentario