Marketing online y SEO al descubierto

portada_buyer_persona.jpg

Cómo crear tu Buyer Persona

Valora este post

¿Quieres vender algún producto o servicio? Sí, vale, pero ¿a quién? Tan importante es saber y tener clara la calidad y la fiabilidad de tu producto/servicio como a quién se lo quieres proponer. Ya el siguiente paso es conocer qué canales son los más apropiados y las estrategias a desarrollar para ello. Pero antes de adelantarnos a otra lección es conveniente hacer un análisis exhaustivo sobre cómo crear a tu Buyer Persona. Qué debes tener en cuenta para enfrentarte a tu audiencia.

Uno de los pasos en cualquier estrategia de marketing es el de segmentar al público y conocer cuáles son las características (demográficas, económicas, de intereses…) que tiene tu audiencia. De este modo poder acotar al máximo las posibilidades de que esta comunidad pueda convertirse en clientes finales. Una consultoría de marketing estratégica para delimitar a qué público hay que dirigirse.

¿Qué es el Buyer Persona?

Antes de crear tu Buyer Persona mejor vamos a definir qué significa. Se podría definir al Buyer Persona como un reflejo de lo que sería tu cliente ideal. Una radiografía de las características precisas que tendrían todos los clientes que pudieran comprar tus productos. Algo que no siempre se cumple a la perfección ya que cada individuo se rige por una serie de parámetros que no siempre concuerdan con el resto. No obstante, se trata de una idea muy aproximada de cómo sería nuestro público. De este modo podemos centrarnos en este segmento de población.

Cómo crear a tu Buyer Persona perfecto

Para crear a un buen Buyer Persona conviene lo primero tener claras las prioridades y producto que representa a la empresa. Por eso, el primero paso a tener en cuenta va a ser el de conocer al detalle el producto, o servicio, que vendemos. Un análisis del mercado del producto y las posibilidades que pueda tener. Si es novedoso, cómo se debería posicionar la marca…

Hay que pensar en las necesidades que se pueden cubrir si un usuario decide apostar por el producto que ofrecemos. Sin olvidar tampoco a la competencia. Una monitorización de la competencia siempre nos dará información extra sobre cómo actuar y en qué se puede mejorar para adelantarles.

5 pasos para crear a tu cliente perfecto

A continuación vamos a detallar los pasos e información que debes recopilar para hacer un resumen de las características que compartirán tu público objetivo. Se trata de preguntas que cada empresa o proyecto debe hacerse y responder para saber a quién va a satisfacer más su producto.

Información personal

Conocer si se trata de un producto pensado para un entorno. La demografía es importante en este caso. La edad es otro de los datos interesantes. ¿Irá enfocado a niños, es más para jóvenes, adultos…? Todo esto influirá en la forma que queramos transmitir las bondades e información del producto.

¿Es un producto pensado para familias? El núcleo familiar es otro factor importante, así como si tiene hijos y disponibilidad. Dependiendo del tipo de producto se podrán acotar más o menos estas preguntas iniciales.

Trabajo y capacidad económica

El trabajo y la capacidad económica son otros dos datos que condicionan la creación del Buyer Persona. En este caso hay que valorar si la empresa se está posicionando por calidad, por ser un servicio económico… en este caso se establecerá qué público objetivo es el más adecuado. Si es un producto que requiere de un gran desembolso no se puede proponer opciones a gente que está en paro, por ejemplo. Estaría bien conocer los ingresos medios, o capacidad del público que pueda hacer un esfuerzo por comprar.

Motivación

Las tendencias son importantes en cualquier comercio y negocio. Las modas sitúan muchas veces un producto en el top ventas solo porque influencers lo promocionaron o mostraron en algún vídeo o imagen. Este poder de atracción también influye en el público que muestra un interés si es un producto que les puede reportar algún beneficio. La motivación, las ganas de cambiar, de tener algo nuevo, todo suma en este caso si se trata de un producto que cubre estas satisfacciones.

Intereses

Para definir más correctamente a quién dirigirse conviene acotar el mercado a aquella comunidad que le puede ser útil el producto en sí. Todo girará en torno a intereses, hobbies y aficiones. ¿Qué uso se le va a dar? ¿Cuál es el objetivo final que se va a cumplir con la compra del producto?

Comportamiento

La manera de llegar a los futuros clientes también es esencial. ¿Usan más los móviles? ¿Suelen navegar mucho por internet? ¿Usan las redes sociales? El comportamiento y las maneras en la que encuentra los productos la gente también influirán en la manera de crear al Buyer Persona que se acerque más a la realidad.

Para qué sirve crear a un buen Buyer Persona

Con esto ya puedes conseguir un verdadero análisis que te servirá posteriormente para dirigir mejor tus campañas y estrategias del tipo que sean. Una lista de preguntas y respuesta a resolver con el que poder crear un resumen fiel a la realidad y que repercutirá en la manera de afrontar las futuras estrategias.

Todo esto, que conlleva un trabajo, será la guía a usar para conseguir atraer nuevos clientes y conseguir una fidelidad de aquellos que ya han comprado y que pueden recomendar los productos de nuestra marca.

Tu comentario