Marketing online y SEO al descubierto

Portada_InboundOutboundmarketing.jpg

Outbound Marketing vs Inbound Marketing

A la hora de diseñar y planificar una estrategia de marketing para una marca es importante que, previamente, tengamos claros algunos conceptos. ¿Vamos a incluir estrategias de Outbound Marketing o Inbound Marketing? ¿La campaña va a ser completamente digital o queremos llevar a cabo acciones offline? Nosotros os ayudamos a aclarar algunos conceptos para que podáis tomar las decisiones que mejor se adaptan a vuestra empresa.

¿Qué es el Outbound Marketing?

El Outbound Marketing es el conjunto de estrategias pensadas para encontrar clientes, seguidores o usuarios de tu marca. Se trata de acciones en las que la empresa va hasta el público para atraer su atención.

Por ejemplo, todo tipo de anuncios en prensa, revistas, televisión, radio y cartelería forman parte de una posible estrategia de Outbound Marketing. También lo son llamadas sin previa petición de información así como los emailings sin suscripción y el buzoneo.

Se trata, por tanto, de todas las estrategias ‘tradicionales’ de publicidad y marketing, que tienen por supuesto su impacto en el público. Pero, ¿cuál es el problema? Que los usuarios se ven sometidos a un número muy elevado de impactos de outbounding a lo largo del día, los cuales suelen interrumpir su actividad diaria.

Si una persona quiere ver un vídeo y le salta un anuncio publicitario, es outbounding y está interrumpiendo su actividad; si una persona está durmiendo la siesta y llama una teleoperadora de una compañía telefónica para ofrecerle una promoción, está interrumpiendo también su actividad. Por lo tanto, muchas de estas acciones pueden resultar pesadas para el usuario y que el efecto, muy lejos de ser beneficioso, sea perjudicial. Por eso hay que medir muy bien las acciones que se plantean de este tipo e intentar, por encima de todo, no interferir en la vida de las personas de forma negativa y no saturar al destinatario.

Para conseguirlo, la creatividad es un punto muy importante. Ya que si al intentar ver un vídeo te salta un anuncio pero éste es original y llama tu atención, al menos la marca habrá conseguido intrigarte y no molestarte. Y así con todas y cada una de las acciones outbounding.

Infografía_Inbound y Outbound Marketing

¿Qué es el Inbound Marketing?

Las técnicas de Inbound Marketing son todo lo contrario que las de Outbound Marketing. En este caso, las acciones se plantean para que sea el público quien acuda a una marca tras llamar su atención a través de distintas estrategias de marketing online. Lo habitual es utilizar un reclamo para que los usuarios busquen a la marca e interactúen con ella.

Todo tipo de concursos, sorteos y demás acciones que se realizan a través de redes sociales, principalmente Facebook y Twitter, son un buen ejemplo de este tipo de técnicas.

Por ejemplo, si una persona se entera por Facebook de que una marca ha hecho un concurso de selfies y quiere participar en él, será el propio usuario el que buscará a la empresa en esta red social y el que suba su selfie para convertirse en un participante más. De esta forma, no se utiliza la saturación ni la publicidad masiva, sino que a través de acciones concretas es el público el que se siente atraído por la marca de una forma mucho menos intrusiva, ya que es la persona la que decide en qué momento puede participar en dicho concurso, interrumpiendo sus tareas cuando él considera necesario y no cuando la empresa acude a él.

Otro ejemplo de Inbound Marketing sería crear un blog sobre una temática interesante relacionada con tu marca y, a través del contenido de calidad, convertir a los usuarios en fieles seguidores de tu blog y, por consiguiente, de tu marca. Una empresa de cosmética sería un buen ejemplo de esto, ya que podría crear un blog sobre trucos de maquillaje usando sus productos, sin saturar al consumidor, simplemente ofreciéndoles trucos que pueden llevarse a cabo con tu marca o cualquier otra. Sin embargo, el éxito está en mostrar los resultados con la utilización de tus productos y seguro que muchos de los seguidores de tu blog se convertirán, a su vez, en seguidores de tu marca cosmética.

Con todo esto, ¿cuál de las dos técnicas es mejor? Como siempre, combinar distintos métodos para conseguir llegar a tu público es siempre la mejor opción, aunque es cierto que las técnicas de Inbound Marketing saturan menos al usuario y, en muchas ocasiones, suelen funcionar mejor.

Tu comentario