La incorporación de toda empresa al sector comercial conlleva la creación del diseño de una imagen corporativa. Es un elemento primario y esencial, ya que ninguna empresa podría perdurar sin una figura que la representara. El logotipo simboliza la firma de la compañía, por ello, en los consumidores,  a la hora de decidir sobre una marca consta como uno de los aspectos más relevantes. Es por esto que habrá que hacer un buen trabajo en el diseño de la imagen, asimismo  por la importancia e influencia que tiene en cualquier mercado y aplicado a cualquier tamaño de empresa. El logo, por consiguiente, será un elemento de distinción que revelará la posición de la marca en el sector.

Desde la experiencia en el sector del marketing, una de las claves que os podemos brindar para construir una buena y eficaz imagen corporativa es que el resultado reúna claridad y autenticidad, de modo que quede grabado en los usuarios y la empresa sea recordada directamente por el logo. Hay que hacer un buen trabajo con el fin de que sea  fácil de recordar y cause una buena primera impresión. El nombre tiene que ser corto y directo, haciendo referencia a los servicios ofrecidos por la marca. A su vez, la fusión del logo y el nombre será uniforme y acorde con los valores de las empresa.

Con todo ello, el  objetivo del diseño será representar el perfil que quiera comercializar la empresa. La personalidad es lo que hará que vuestra marca se distinga del resto. De igual modo, será muy importante para cobrar confianza, por ende, los resultados comerciales se verán reflejados en un periodo corto y largo de tiempo.

Como en toda buena estrategia de marketing, a la hora de diseñar una identidad corporativa, hay que tener unos primordiales factores en cuenta, como son los colores, la forma, el tamaño y la tipografía. Del mismo modo que os explicaremos la importancia de cada uno, os adelantaremos las tendencias que se llevarán el próximo año 2013 en este sector.

Colores

Referente a los colores de un logotipo es de vital importancia una correcta elección. Uno de nuestros consejos es hacer un estudio de nuestra competencia en el sector, para observar que colores están siendo más utilizados que otros, y de este modo poder brillar sobre el resto sin caer en el error de imitar. La correcta selección del colorido es tan relevante porque cada gama cromática evoca emociones diferentes, por ello en el mundo del comercio este aspecto es tan importante. En cada nicho de mercado son empleados más unos colores que otros. Por esto que hay que escoger unos colores que vayan en sintonía con la empresa, los cuales nos ayuden a transmitir el mensaje deseado y a su vez nos favorezcan en el posicionamiento de la marca.

Las paletas predominantes como tendencias en 2013 serán los violetas de las frutas del bosque,  naranjas tierra, amarillos mostaza y cítricos, rojos rosados, verdes de la naturaleza, azules del océano  y neutros, como el beige y capuchino. Dicho esto, no esto no es necesario elegir solo uno  color, sino hacer combinaciones viendo contrastes con las diferentes tonalidades.

Forma

Por otro lado, en cuento a la forma, serán varios los diseños que veremos en el próximo año. Los más recurridos serán mosaicos formados con formas geométricas sencillas como cuadrados, triángulos o círculos, formando una sola imagen y a su vez fácil de observar. También, la creación de una forma horizontal o vertical compuesta por cuadrados, círculos o un dibujo repetido de forma sucesiva en diferentes colores. Sugerente serán las imágenes con distintos tipos de enfoque con una sensación nebulosa dando más claridad a unas partes que a otras. El labrado de esferas con diferentes matices de colores y sombras será igualmente elegido así como las formas planas esféricas  haciendo un giro completo en ellas mismas y a su vez con carácter volátil. Otra formas será el diseño tipo aplicaciones móviles, la composición de una imagen que transmita una acción con figuras superpuestas y la imagen plana dando la sensación que se despega una capa de ella.

Tamaño

En lo referente al tamaño la proporcionalidad define muy bien las preferencias para el año que viene. El resultado de la unión del logo con el nombre será proporcional, no hay medidas exactas. Si hablamos de un logotipo horizontal las medidas correspondientes a cada parte serán que la imagen sea un tercio del total del texto. Sin embargo, si el logotipo está pensado para diseñarlo en vertical, en este caso la imagen será dos tercios del tamaño del nombre. Estas cifras son recomendaciones que ofrecemos para  que os puedan servir puesto que no hay unos patrones definidos en cuanto a dimensiones. Primeramente hay que hacer el logotipo y después, a petición de la empresa, se harán las adaptaciones necesarias ajustando el tamaño en función de el lugar donde tenga que ir plasmado, conocido como aplicaciones de una imagen corporativa.

Tipografía

El cuarto factor a tener en cuenta y no menos valioso es la tipografía. Al igual que el logo, el texto también tiene mucha importancia ya que visualmente completa y fortalece la identidad empresarial. La elección de la tipografía tiene como objetivo comunicar, es por ello que tendrá que ser fácilmente legible y por consiguiente que las letras y el mensaje se adapten al público al cual va dirigido. Como próximas tendencias podemos deciros que serán todas aquellas que sean sencillas, claras y atractivas, que entre directamente en el usuario captando su atención. Con lo cual, se puede renovar una existente o diseñar una propia buscando siempre la propia personalidad.

Con los materiales en mano solo hace falta tomar buenas decisiones para hacer el diseño de una web una excelente imagen corporativa, así podréis poner el mecanismo en marcha y ver como los objetivos se hacen realidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *