Marketing online y SEO al descubierto

portada-contenidos-amigables.jpg

5 ingredientes para crear contenidos amigables para Google

5 ingredientes para crear contenidos amigables para Google
5 (100%) 1 voto[s]

Algunos creen que Google es Dios, y en parte lo es si pensamos en la mayoría del tiempo que acudimos a este buscador en pos de información, páginas interesantes, compras baratas, o simplemente para investigar. Es por eso que conviene tener presentes algunas cuestiones para mantener contento a Google y que nos posicione nuestros contenidos lo más arriba posible.

Crear contenidos amigables para Google requiere de una serie de pasos y acciones que hay que llevar a cabo de una manera metódica. Una tarea que conviene realizar tanto para optimizar los contenidos de las páginas, como los artículos del blog.

Por qué conviene mantener contento a Google

Como hemos comentado, a todos nos gustaría que nuestra web y nuestros artículos aparezcan lo más arriba posible en el resultado que ofrece Google. Por eso, hay que seguir sus reglas de juego y aprovechar los pequeños consejos que nos da para conseguir rankear en primeras posiciones y hacer un Top-10.

Es importante crear un hábito de trabajo constante para afianzar todos estos consejos que a continuación te proponemos. Una lista con los 5 ingredientes fundamentales para crear contenidos amigables para Google.

Dimensión de los textos

A la hora de plantear un artículo, es imprescindible delimitar antes qué palabra clave queremos resaltar. Un término sobre el que se desarrollará el texto y que será la piedra angular. Esta palabra clave deberá ser distinta por cada página, en este caso nuestro término fetiche para este artículo es ‘crear contenidos amigables para Google’. Pero variará en función del contenido.

Respecto a la dimensión de los textos amigables, Google no estipula un límite o un baremo exacto. Desde VGS te recomendamos que, al menos, por cada artículo del blog escribas unas 1000 palabras. Entendemos que a partir de las 1000 palabras se trata de un artículo de calidad y con información suficiente.

Como trucos, no metas mucha paja. Empieza narrando de forma distendida para captar al lector. Ponle las cosas fáciles y esquematiza la información. Una vez conseguido esto, el resto viene solo, eso sí, hay que dar información relevante.

Temática y palabras clave

Lo interesante, si lo que queremos es potenciar un blog corporativo, es que siga la misma línea que representa la web en sí. Hay que mantener una coherencia de contenidos a la hora de organizar el calendario de publicaciones. Además, no solo eso, sino que queda un trabajo interesante de keyword research, ¿y esto qué es?

Como ya te hemos comentado en otras ocasiones, la selección de palabras clave es primordial en la estrategia para crear contenidos afines a Google. Para ello, incidimos en la necesidad de saber qué busca la gente y cómo lo busca. Para ello, una herramienta que a estas alturas todos debemos conocer y utilizar es el planificador de palabras clave de Google Adwords. Con esta herramienta disponemos de estadísticas de volumen de búsqueda. Y lo mejor de todo… ¡es gratuita! También existen otras opciones muy interesantes para sacar este tipo de estadísticas.

Hazlo visual

Otro de los consejos que debes tomar al pie de la letra. ¿Quién se querría leer un texto sin ningún componente visual? Es esencial complementar tus artículos con imágenes, infografías, gifs, iconos, vídeos… todo suma para conseguir atraer las miradas.

En una sociedad donde el tiempo ya no es oro, sino platino, el ser ágil y ofrecer justo lo que la gente busca es esencial. Por ello las imágenes cobran un gran significado en la actualidad. Hablando de esto, no te olvides de optimizar las imágenes que subas a tu web, no la cargues en exceso para evitar cargas lentas.

Enlaces internos y externos

A Google le gusta navegar. Le gusta investigar la relevancia de las páginas y, sobre todo, le gusta rastrear. Una vez suelta sus bots no hay quien lo pare. Toda esta introducción viene a decir que el uso de enlaces es un plus en tus artículos. Esto se debe a que Google si ve enlaces, que tienen que ir dirigidos a sitios de calidad, le dará mayor importancia al artículo.

Siguiendo esta línea, podemos dividir la estrategia de enlaces en: Enlaces internos y enlaces externos. Los enlaces internos favorecen el que el robot de Google visite otras de nuestras secciones que queramos también posicionar. Y por el contrario, cuando enlazamos a páginas externas debemos tener en cuenta que sean páginas que continúen la temática que abordamos en el blog. Páginas con la misma temática y que sean relevantes. De este modo conseguiremos crear contenidos amigables.

Calidad y cercanía

Por último, consigue tu esencia. Sé capaz de transmitir al usuario lo que tienes pensado. Hay muchas maneras de hacerlo. Yo en principio optaría por ser cercano, natural y de este modo explicar los conceptos más técnicos con una versión más simple y entendible por todos los niveles de usuarios. De esta forma, seguro que conseguiremos contenidos de calidad y amigables que gusten a Google.

5 trucos para crear contenido amigable para Google

Tu comentario