Marketing online y SEO al descubierto

blog_resultados_seo.jpg

¿Cuánto tarda el SEO en dar resultados?

Valora este post

Las estrategias SEO para posicionamiento online se basan en un trabajo de constancia y dedicación prácticamente diario con un objetivo a futuro. Este punto es el que hay que dejar claro para todos aquellos que buscan un posicionamiento inmediato. Para lograr un ascenso en visibilidad orgánica en los buscadores se requiere de un espacio de trabajo dilatado, que tendrá sus frutos, sí, pero pasados unos meses de acumulación de métricas y desarrollo de acciones de implementación.

Una estrategia de posicionamiento a largo plazo

El objetivo principal de esta estrategia no es otra que la de conseguir captar tráfico, que sea de calidad, y dirigirlo a las diferentes páginas que componen el sitio web. Ya sea para vender o informar, la estrategia SEO se plantea como un canal para favorecer una mayor atracción de tráfico web.

¿Cómo conseguir que esto ocurra? Con una optimización correcta de estas acciones de posicionamiento. Principalmente mejorando los factores On Page y Off Page de la página. Entre ellos cuestiones como la experiencia del usuario en cualquier dispositivo, la creación de contenidos de calidad, la jerarquización, diseño web, y estudio de palabras clave, la velocidad de carga y la consecución de enlaces con autoridad.

Con esto queremos que se entienda que poner en marcha estas acciones requiere de una planificación. No es algo que ofrezca resultados al instante, ya que aparte de todo el trabajo recurrente que hay que realizar, se depende del tiempo que dediquen los robots de Google para rastrear estas páginas según los cambios que se han ido haciendo en el dominio.

De qué depende una estrategia SEO

Los resultados a futuro de una estrategia SEO dependen de varias claves. El primero de ellos es realizar un buen trabajo, así de simple. Debes confiar en una persona o agencia que sea de garantía para desarrollar este tipo de acciones y esté especializado en ello. Del mismo modo, no se puede continuar sin hacer uso de herramientas y programas de analíticas para controlar los KPIs y métricas que, a la larga, servirán como medidas para comprobar el crecimiento del proyecto.

Aparte de estos factores internos, también hay otros condicionantes externos que también infieren en el nivel de mejora de los resultados orgánicos de un sitio web. Entre ellos el mercado y sector en el que se encuentre el proyecto. Y esto tiene que ver también con el tipo de competencia y su nivel de visibilidad y autoridad. Unos indicadores para clasificar en cierta medida cuánto va a costar posicionar las páginas principales del sitio web, en función del posicionamiento ya visible de la competencia.

Hay que tener en cuenta en todo momento, tal y como hemos indicado antes, que en este proceso también son protagonistas el Googlebot y crawl budget necesario para que los rastreadores de Google sitúen las páginas en posiciones destacadas.

Previsiones de resultados en el sitio web

Lo primero que hay que decir al respecto es que no te fíes de todos aquellos que te aseguren resultados fehacientes o posiciones determinadas en los resultados de búsqueda de Google. Esto no se puede asegurar ya que no depende enteramente del trabajo de la agencia. Lo que está claro es que trabajar con tiempo estas estrategias supone una gran ventaja competitiva, pero de futuro. Las búsquedas orgánicas continúan siendo el principal medio de atracción de tráfico. Pueden cambiar los tipos de dispositivos, móviles o tablets, pero las búsquedas –más o menos concretas- contribuyen a ser el canal más determinante y con más progresión para conseguir clientes.

Cualquier empresa, del tamaño que sea, incluso pymes, pueden trabajar su posicionamiento online con estas acciones SEO. Muchas multinacionales también se aprovechan de esta oportunidad, aunque otras –de lo contrario- basan su estrategia en un posicionamiento de marca y publicidad online.

Al final, lo que valen son los resultados. Y unos resultados realistas de una campaña de SEO se empiezan a ver pasados unos meses. Podríamos hacer una clasificación para ello:

  • 3 meses: Fase inicial con los primeros avances.
  • 6 meses: Fase intermedia.
  • 12 meses: Periodo con resultados notable.

Esto no quiere decir que pasado un año ya esté completa la fase de SEO, sino que es cuando se pueden sacar resultados concluyentes de cómo está afectando al sitio web los cambios realizados. En caso de resultar muy positivos, si todo se ha hecho correctamente, se puede  mantener el trabajo SEO a lo largo de los próximos meses y años para adaptar la estrategia al proyecto y las modificaciones y algoritmos de Google.

Tu comentario