Marketing online y SEO al descubierto

CORE-WEB-VITALS.jpg

Qué es el Core Web Vitals y cómo mejorar la page experience de tu web

Google anunció hace unos meses la próxima actualización del algoritmo de búsqueda y que entrará en funcionamiento en el mayo del 2021. Este cambio del algoritmo ha recibido el nombre de Google Page experience Update, puesto que se centra en cuestiones que afectan a la experiencia del usuario en la página, como puede ser la velocidad de carga, la aparición de elementos intrusivos y un largo etc…

Si no quieres que el posicionamiento de tu web se vea afectado negativamente, es importante conocer en qué consiste la Page Experience de Google y cómo mejorarla. En este post te explicamos todo lo que necesitas saber sobre esta actualización.

Qué es la Page Experience de Google

Como hemos comentado, la Page Experience de Google mide todos los aspectos que afectan a la interacción del usuario en la web, buscando siempre facilitar lo máximo posible la navegación y que resulte intuitiva.

Los aspectos más importantes que tiene en cuenta Google para medir la page experience de una página son la velocidad de carga, la interactividad, la ejecución de HTTPS y la estabilidad del contenido, es decir, si el contenido cambia de posición a medida que se carga la página. Todos estos aspectos se engloban en los denominados Core Web Vitals de Google y es fundamental que los optimices todos porque van a tener un gran impacto en el posicionamiento de tu web.

Las métricas más importantes de Core Web Vitals

Google determina el page experience de una página a través de los Core Web Vitals. Dentro de los Web Vitals, existen diferentes métricas que miden los elementos que mayor impacto tienen en la experiencia web de un usuario. Conocerlos te ayudará a identificar con mayor rapidez los problemas de tu sitio web y qué acciones tienes que hacer para mejorarlos.

Las principales métricas que aparecen en los Core Web Vitals en este 2020 son:

Largest Conteful Paint (LCP)

Mide el tiempo que le cuesta cargar a una página desde que el usuario hace clic en el enlace. Se considera una carga óptima si la web tarda menos de 2.5 segundos en cargarse, por lo contrario, si este tiempo es de más de 4 segundos, para Google será una experiencia negativa para el usuario.

First Input Delay (FID)

El FID aporta información sobre la velocidad de respuesta del sitio web cuando el usuario interactúa por primera vez con el mismo, ya sea un elemento clicable o simplemente para hacer scroll. En este caso, la velocidad debe ser menor de 100 ms y evitar que sea mayor de 300 ms.

Cumulative Layout Shift (CLS)

Mide la estabilidad del contenido mientras se carga la web, es decir, que no haya un cambio de posición. Si se modifica la posición de un elemento en el que el usuario quería hacer clic, puede que acabe haciéndolo en otro que no quería. La medida óptima en este apartado es de menos de 0.1.

Para clasificar el rendimiento de estas métricas, Google emplea el percentil 75, esto quiere decir que para conseguir una buena clasificación la navegación del 75% de los usuarios tiene que cumplir los requisitos que hemos comentado en cada una de ellas.

Cómo medir la page experience de tu sito web

Si quieres saber cuál es la valoración de Google de la page experience de tu sitio web, puedes consultarlo en el apartado de métricas web principales de Google Search Console. Donde está analizada la información de las urls que debes revisar y aquellos aspectos que necesitan tu atención.

Otra herramienta que puede serte de gran utilidad es el informe de experiencia del usuario de Chrome, el cual te aportará un informe por cada una de las métricas de los Core Web Vitals.

Por último, la PageSpeed Insights también es una herramienta muy útil para analizar una página en concreto que creas que puede estar dando problemas.

Cómo optimizar los elementos de la page experience

Después de identificar qué páginas del sitio web presentan problemas en la page experience, es importante saber cómo optimizarlas para mejorar la page experience.

Cómo optimizar el LCP

Los fallos más comunes que afectan al rendimiento de LCP son problemas con el tiempo de repuesta de servidor, bloqueo de JavaScript y CSS y la optimización de las imágenes.

Para solucionar los problemas relacionados con el servidor puedes mostrar las páginas HTML de caché o mejorar los archivos de caché. En cuanto al bloqueo de JavaScript, es aconsejable comprimir estos archivos. En el caso de las imágenes intenta que estas nunca superen los 250 kb para facilitar su carga en la web.

Cómo optimizar el FID

La principal causa de un nivel de FID demasiado alto es una ejecución pesada de los archivos JavaScript. Por lo que si quieres mejorar esta métrica, te aconsejamos comprimir estos archivos o postergar la carga de los archivos que no se utilizan. Así mejorarás el WPO.

Cómo optimizar para CLS

Para optimizar el CLS tienes que determinar qué espacio está destinado a la carga de los elementos como imágenes o videos. Esto lo puedes conseguir incorporando el atributo imagen en tus imágenes o videos o empleando cajas en tu archivo CSS.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar el page de experience y prepararte para la próxima actualización de Google para que tu posicionamiento web no se vea afectado.

Tu comentario