cómo se dividen las bases de datos y qué función tienen

Las bases de datos son la piedra angular de cualquier programa o sistema. Almacenan y recuperan información para poder acceder a ella y analizarla posteriormente. Existen varios tipos diferentes de bases de datos, cada uno con sus propios pros y contras. La base de datos adecuada puede hacer que un programa sea más rápido, más seguro o incluso más fácil de usar.

Qué son las bases de datos

Una base de datos es un conjunto de información que se organiza de tal forma que sea fácil de acceder, manipular y actualizar. Las bases de datos se almacenan en servidores y pueden ser utilizadas por uno o más usuarios a través de Internet.

En su nivel más básico, las bases de datos no son más que contenedores para almacenar datos. Sin embargo, hay muchos tipos de bases de datos con diferentes ventajas y desventajas según las necesidades de cada sistema de almacenamiento. Si se está diseñando un nuevo programa o sistema basado en una base de datos, se deben tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de elegir qué tipo de base de datos es la más adecuada para un software en cuestión.

Qué ventajas ofrecen las bases de datos

La base de datos es una herramienta muy poderosa para cualquier negocio. Ofrece un control preciso sobre todos los datos almacenados y permite realizar un seguimiento de todas las actividades relacionadas con ellos. Las bases de datos también permiten a los usuarios generar informes detallados y analizar los datos para tomar decisiones estratégicas.

Cómo se dividen las bases de datos

Las bases de datos se pueden dividir en tres grandes grupos:

  • Sistemas de gestión de bases de datos relacionales (RDBMS)
  • Sistemas de gestión de bases de datos no relacionales (NoSQL)
  • Sistemas de gestión de bases de datos orientados a objetos (OODBMS)

Cada uno de estos grupos se caracteriza por tener una forma diferente de almacenar y acceder a la información.

Los RDBMS utilizan un modelo de datos tabular, en el que la información se almacena en tablas con filas y columnas. Así pues, los RDBMS más utilizados en la actualidad son MySQL, Oracle, Microsoft SQL Server y IBM DB2.

Por su parte, los sistemas NoSQL se caracterizan por no usar el modelo relacional, sino que utilizan otros modelos como el modelo key-value, el modelo columnar o el modelo documental. Algunos ejemplos de sistemas NoSQL son MongoDB, Apache Cassandra y Redis.

Es importante destacar que, debido a la gran cantidad de información que contienen las bases de datos, resulta fundamental tener a disposición servidores de alto rendimiento.

Cuál es la función de cada tipo de base de datos

Tal y como hemos visto, las bases de datos se dividen en tres grandes categorías. Cada una de estas categorías tiene una función específica y se usa para almacenar datos de diferentes maneras.

Las bases de datos relacionales son las más comunes y se usan para almacenar datos en forma de tablas. Cada tabla está compuesta por un conjunto de campos (o columnas), que contienen los datos relevantes para esa tabla.

Del mismo modo, las bases de datos no relacionales son estudiadas y diseñadas para proyectos específicos. Además, una de sus principales características es la simplicidad con la que pueden ser reconocidas.

En definitiva, las bases de datos almacenan gran cantidad de información que puede resultar de gran valor. Por ello, entender qué son las bases de datos y qué tipos hay va a permitir comprender el funcionamiento de las mismas de cara a una hipotética elección de los desarrolladores de software a medida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *