cloud-computing-todo-lo-que-debes-saber

El término Cloud hace referencia a un concepto que llevamos escuchando mucho tiempo y que, cada vez, lo hacemos con mayor frecuencia. Pero, ¿sabemos realmente a qué hace referencia? No es ninguna novedad que el mundo digital avanza a pasos agigantados. Además, conceptos como Cloud Computing, Big Data o Machine Learning suenan cada día con más fuerza. Así pues, con el paso del tiempo, han ido surgiendo diferentes modelos de soluciones digitales que es interesante conocer.

Qué es el Cloud Computing

El Cloud Computing define un modelo tecnológico que brinda la oportunidad de ofrecer servicios informáticos a través de Internet. De esta manera, son los usuarios quienes demandan este tipo de servicios ajustados a los requerimientos de cada uno de ellos.

El Cloud Computing permite, a empresas y particulares, despreocuparse de gestionar el espacio de almacenamiento que pueden presentar sus equipos informáticos, puesto que el archivo de datos generado se va a recopilar en la “nube”. El ejemplo más práctico de Cloud Computing serían aquellas intranets o software desarrollado a medida para aquellas compañías que requieren un sistema interno.

A priori, el concepto de Cloud Computing puede parecer complejo, pero nada más lejos de la realidad. Millones de usuarios utilizan plataformas enmarcadas dentro del Cloud Computing de forma diaria como, por ejemplo, los sistemas de correo electrónico o Google Drive.

Uno de los pilares de esta nueva forma de organizar y gestionar la data es que, sin necesidad de instalar ninguna aplicación en el dispositivo, los usuarios son capaces de realizar una serie de procesos que son ejecutados y almacenados en la nube.

Cuál es el funcionamiento de la Computación en la Nube

Esta tecnología permite acceder a diferentes tipos de software y aplicaciones de gestión de datos almacenados en servidores remotos a través de Internet. Además, la información almacenada en la nube es accesible por varios usuarios de forma simultánea. De esta manera, se consigue democratizar todo el contenido almacenado en este tipo de servidores.

Cuando hablamos sobre cómo funciona el Cloud Computing debemos hacer referencia a dos estructuras diferentes que se encuentran interconectadas en la red.

  • Frontend: Se trata de la parte visible a la que tiene acceso el usuario. Comprende toda la parte de la interfaz desde la que opera el usuario cuando ejecuta el software en su dispositivo. También, incluye la parte en la que se implementan las ordenes que, posteriormente, se realizarán en la nube.
  • Backend: Recoge toda la parte que se encuentra “detrás”. Es la parte no visible por el usuario y donde se gestionan todos los protocolos a nivel de servidores de alto rendimiento y procesos de almacenamiento que, en conjunto, forman el cloud.

Características más relevantes del Cloud Computing

Este nuevo modelo, presenta una serie de características que lo hacen único y que le aportan una serie de ventajas diferenciales respecto a otros modelos convencionales que se han venido utilizando hasta hace relativamente poco. Si nos referimos a las ventajas y características del Cloud Computing, estamos hablando de lo siguiente.

Ahorro en el espacio de almacenamiento

El Cloud Computing hace posible que se puedan subir archivos a la nube sin necesidad de ocupar espacio en equipos informáticos de trabajo. Por otro lado, el hecho de no requerir la instalación de ningún programa o aplicación externo conduce a que el usuario optimiza el espacio de almacenamiento de su ordenador.

Como hemos comentado anteriormente, otra de las características del Cloud Computing es la simultaneidad. La data que está almacenada en el cloud es accesible de forma simultánea por distintos integrantes de un equipo mediante sus dispositivos. De esta manera, se logra una optimización en cuanto a la integración del trabajo.

Conexión remota al cloud

Otra de las principales características del Cloud Computing es la conexión de manera remota a la información. La accesibilidad a los datos almacenados en la nube es total en cualquier momento y desde cualquier lugar.

El usuario puede acceder a través de distintos dispositivos móviles sin necesidad de tener que ver limitado su acceso al tiempo en el que está en la oficina.

Comunicación a gran escala

Hoy en día, es muy frecuente que los diferentes miembros de un equipo de trabajo se encuentren situados en diferentes ubicaciones. Por ello, la comunicación a gran escala tiene mayor relevancia.

Gracias al Cloud Computing, los miembros de un equipo de trabajo, van poder operar sobre los mismos documentos independientemente del lugar en el que se encuentren.

Protocolos avanzados de seguridad

Un aspecto fundamental a tener en cuenta a la hora de contratar un servicio de Cloud Computing es la seguridad, puesto que los ciberataques son cada vez más frecuentes. Deben contar con protocolos avanzados de seguridad que permitan conexiones cifradas, clave para prevenir distintos tipos de ataques cibernéticos como el phishing.

Además, este tipo de tecnologías, están diseñadas para realizar backups de manera automática. Es decir, cada vez que el usuario abandone la sesión, automáticamente se genera una copia de seguridad que le permitirá retomar el trabajo desde donde lo dejó la última vez. Asimismo, la seguridad para no perder documentación importante se ve reforzada.

En resumen, el Cloud Computing es un servicio tecnológico que, gracias a las funcionalidades que presenta, ha permitido optimizar gran parte de los procesos a nivel de negocio. Este modelo está destinado a ser una de las tendencias de mayor impacto en el mundo empresarial y , sin lugar a dudas, es una de las principales vías para acelerar el proceso de transformación digital a nivel corporativo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.