El mundo de la tecnología siempre ha estado considerado como un sector vulnerable capaz de poner fácilmente en entredicho datos de cierta valía de los usuarios. Por ello, con el paso de los años, los principales frameworks de ciberseguridad han ido adquiriendo un gran nivel de importancia llegando a ser uno de los principales focos de actuación de las grandes compañías.

Qué son los frameworks de ciberseguridad

Para comprender a la perfección este concepto, debemos tener en consideración que un framework hace referencia a un entorno de trabajo. Estos entornos de trabajo, comprenden un grupo de políticas determinadas para afrontar un problema concreto que puede ser tomado como guía para solucionar conflictos de características semejantes.

Los modelos o estándares de ciberseguridad se definen como aquellas prácticas desarrolladas e implementadas por las organizaciones con el objetivo de incrementar su seguridad cibernética. Dentro del concepto de “seguridad cibernética” es importante tener en cuenta que se deben incluir a todas aquellas partes que intervienen en un proceso informático.

El objetivo de los diferentes modelos de ciberseguridad es otorgar protección virtual tanto a los usuarios como a los diferentes equipos que intervienen en cualquier proceso en la red. Dentro de la protección cibernética se incluye desde el stack completo de software hasta los propios equipos y cualquier sistema que pueda conectarse a la red en un momento dado.

Cuáles son los principales frameworks de ciberseguridad

Con el paso del tiempo y el gran avance tecnológico que se está produciendo, cada vez es más frecuente que las compañías se vean capaces de afrontar inversiones en materia de seguridad informática. Una de las primeras dudas que puede surgir durante este proceso es saber cuáles son los modelos de frameworks de ciberseguridad más utilizados en la actualidad. La realidad es que los principales estándares de ciberseguridad se pueden dividir en tres grandes grupos.

Frameworks de control

Este tipo de modelo de ciberseguridad se encarga de procesar una estrategia sencilla para asignarla a los equipos de seguridad. Además, los frameworks de control, tienen como misión asignar las directrices de control a seguir en la organización. Así mismo, ser capaces de analizar técnicamente el punto de partida es otra de las ventajas que nos ofrece este tipo de frameworks.

Frameworks de programa

Su objetivo es analizar la condición en la que se encuentra el pertinente software de seguridad cibernética. Además, los frameworks de programa abogan por una seguridad informática comprensible y facilitan las comunicaciones entre el departamento encargado de estas tareas y los directores.

Frameworks de riesgo

Los frameworks de riesgo se encargan de determinar aquellos puntos decisivos del proceso con el objetivo de aconsejar y gestionar el nivel de incertidumbre. Al igual que los frameworks de programa, estos simplifican las comunicaciones internas haciendo así el proceso más sencillo. Además, este modelo de ciberseguridad otorga una mayor importancia a las actividades relacionadas con la protección en la red.

Cuáles son los principales estándares de ciberseguridad

Hablando estrictamente de los principales estándares de ciberseguridad, podemos distinguir hasta cuatro tipos diferentes.

ISO/IEC 27001 y 27002

Este estándar pertenece al sistema de gestión de seguridad de la información (SGSI). Además, se trata de un modelo de gestión que asegura la seguridad de la información bajo un dominio íntegro de gestión.

NERC

El estándar de ciberseguridad NERC se encarga de desarrollar la regulación que se aplica para reforzar los sistemas eléctricos. Pese a ello, ha desempeñado ciertas normativas para diversos sectores. Además, estos estándares, otorgan un control íntegro de gestión respecto a seguridad de red y, de forma simultánea, avalan los procesos industriales con la implementación de diversas prácticas.

NIST

NIST es un marco de ciberseguridad que concede una clasificación eficaz de resultados de seguridad cibernética y un procedimiento para valorar y gerenciar dichos resultados. Su finalidad es cooperar con las compañías del sector privado que proporcionan infraestructura crítica asignándoles ciertas directrices para contribuir a una mejoría.

ISO 15408

Es el estándar encargado de llevar a cabo aquellos criterios comunes que hacen posible la vinculación e integración de productos que cuentan con diferente software y hardware.

En definitiva, la utilización de ciertos servicios como Cloud Computing y el uso de nuevas tecnologías provoca que haya información personal de usuarios en manos de terceros. Además, la implantación de nuevos métodos de pago y la integración de nuevas tecnologías deben garantizar un nivel de confidencialidad óptimo en un mundo en el que, cada vez más, todo está hiperconectado. Por ello, saber cuáles son los principales estándares de ciberseguridad es uno de los pasos a tener en cuenta para ser conscientes de si la información compartida en ciertas aplicaciones está siendo eficazmente protegida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.