ventajas del HTTP/2

El HTTP (Hypertext Transfer Protocol) es el protocolo que permite la transferencia de información a través del navegador y el servidor y, por tanto, la navegación a través de internet. Este protocolo fue lanzado en 1991 y desde este momento ha ido evolucionando hasta llegar a la versión HTTP/2, pasando previamente por el HTTP/1.1.

El protocolo que emplees en tu web tiene un gran impacto tanto en el modo como en la velocidad de carga de un sitio web. Por eso, es importante que tu página cuente con el último protocolo para optimizar al máximo estos procesos. En este post, te contamos por qué es conveniente pasar de un protocolo HTTP/1.1 a un HTTP/2.

Cómo funciona el HTTP

Antes de empezar a hablar de HTTP/2 es importante conocer cómo funciona un protocolo HTTP. Este protocolo permite la transferencia de archivos entre el navegador y el servidor donde se encuentra alojada la web.

Las conexiones se realizan una vez que el usuario intenta acceder a un sitio a través de un navegador web. Tras esto, el navegador envía un mensaje de conexión al servidor, el cual también es denominado como “petición del cliente” y está formado por: una línea de petición, encabezados, línea vacía y el cuerpo del mensaje (opcional). Según si el recurso se encuentra disponible o no, el servidor devuelve una serie de códigos estatus. Los cuales son:

  • 1xx: Simplemente es un mensaje informativo
  • 2xx: Esta respuesta se produce cuando encuentra el archivo correctamente
  • 3xx: El servidor devuelve esta respuesta en caso de que haya alguna redirección
  • 4xx: Si el servidor no ha podido encontrar los archivos de la petición
  • 5xx: Se produce cuando no se ha podido establecer la conexión con el servidor

¿Qué es el protocolo HTTP/2?

El protocolo HTTP/2 conserva la misma semántica que emplean los protocolos anteriores desde el HTTP/1, por lo que todos los elementos que lo componen siguen funcionando sin cambios. El protocolo HTTP/2 surgió como una solución para resolver los defectos que tiene la comunicación mediante el TCP, haciendo que la web se cargue completamente de forma mucho más rápida.

Con HTTP/2 se optimiza la transferencia de información, priorizando los elementos encargados del diseño web como es el CSS y JavaScript, omitiendo otros archivos de información más superflua que únicamente ralentizarían la carga de la web.

¿Cuáles son las ventajas del HTTP/2?

Una vez explicado en consiste el protocolo HTTP/2 podemos pasar a hablar de cuáles son sus principales ventajas respecto a otras opciones.

Multiplexed Streams

Una de las principales ventajas del protocolo HTTP/2 es que permite enviar muchas peticiones y respuestas a través de una misma conexión. Al proveer estos recursos en partes más pequeñas, se evitan las congestiones en la descarga de la información. Consiguiendo de esta forma que la carga de la web se produzca mucho antes.

Server Push

Con el protocolo HTTP/2 se pueden enviar recursos a la caché del navegador sin que se lleguen a solicitar. Estos recursos suelen ser imágenes, archivos de CSS que son necesarios para cargar la web correctamente. De esta forma, cuando el navegador los necesite ya se encontrarán disponibles reduciendo en gran medida el tiempo de carga de cualquier página del sitio web.

Compresión de header

Las solicitudes enviadas a través de HTTP/1 contienen una parte de la información que hace referencia al header, los cuales son indispensables para definir cómo se tiene que comportar un navegador o un sitio web.

Mientras que los protocolos HTTP/2 comprimen todas las cabeceras en una sola unidad para realizar el envío de forma conjunta. Después esta información se descomprime para que el navegador pueda cargar la web.

Formato binario en lugar de texto

Los protocolos HTTP/2 son binarios lo que facilita su interpretación por parte de los servidores. Los protocolos basados en textos suelen tener muchos problemas, ya que contienen muchos elementos como los espacios en blanco o las mayúsculas que pueden generar problemas en el servidor. Además, los protocolos binarios son mucho más compactos y pueden ser transportados con mayor facilidad, reduciendo el tiempo de espera.

Cómo pasar de HTTP/1.1 a HTTP/2

Para activar HTTP/2 en tu web únicamente necesitas cumplir dos requisitos. Por un lado, es necesario que tu hosting disponga de tecnología HTTP/2. Y por otro lado, precisas tener instalado un certificado SSL. Una vez comprobado que cumples estos requisitos deberás comunicarle a tu hosting que quieres activar el protocolo HTTPS y activar también el SSL.

Es habitual que los propios servidores y hosting automáticamente activen esta funcionalidad en su sitio web, pero por si acaso, revisa que sea así.

Como has visto el uso del protocolo HTTP/2 es algo esencial en cualquier web, puesto que permite optimizar la velocidad de carga de la web. Lo que te ayudará a mejorar tu posicionamiento web y a ofrecer la mejor experiencia posible a tus usuarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *