Tipos de componentes en React.JS

React.JS es uno de los frameworks JavaScript más populares del momento para el desarrollo de aplicaciones web y móviles. Además, se caracteriza por tener una gran cantidad de componentes que lo conforman. Por ello, en este artículo, se tratará de explicar qué tipos de componentes se pueden encontrar en React.JS.

Introducción a React.JS

¿Qué es React.JS? Como respuesta a esta pregunta, podríamos decir que React.JS es una biblioteca de JavaScript open source creada por Facebook. Se utiliza para construir interfaces de usuario y aplicaciones web en una sola página.

No obstante, React hace que la creación de componentes sea fácil y eficiente, y permite que los desarrolladores creen interfaces de usuario enfocadas en datos que cambian en tiempo real.

Los diferentes tipos de componentes en React.JS

En React, hay dos tipos principales de componentes: los componentes de clase y los componentes funcionales. Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas, y se debe utilizar en función de las necesidades del proyecto. A continuación, se analizan en detalle.

Componentes de clase

Los componentes de clase ofrecen una mayor flexibilidad que los funcionales, ya que permiten implementar métodos adicionales y establecer estados internos. Esto puede ser útil si se necesita acceder a datos dinámicos o realizar cálculos en el componente.

Componentes funcionales

Los componentes funcionales son una de las dos principales categorías de componentes en React.JS. Como su nombre lo indica, estos componentes se basan en funciones, y no en clases. Esto significa que no necesitan estar conscientes de ningún estado o ciclo de vida, y por lo tanto son mucho más simples de crear y mantener.

Aunque los componentes funcionales no pueden manipular el estado, pueden recibir propiedades (datos) desde los componentes padres, y devolver elementos React para ser renderizados.

Por otro lado, React.JS cuenta con varios tipos de componentes adicionales a los explicados anteriormente:

Pure Components

Los componentes puros son aquellos que siempre renderizan de la misma manera si reciben los mismos props.

Esto significa que no tienen dependencias externas (como la API de un servidor) y que siempre producirán el mismo output si se les da la misma entrada. Esto los hace mucho más fáciles de testear, ya que siempre se sabrá exactamente qué se obtendrá como resultado.

Stateless Components

Como su nombre lo indica, no tienen estado. Dicho de otra manera, no almacenan ninguna información sobre el componente o su entorno.

En cambio, toda la información que necesitan los stateless components se pasa a través de props. Son simplemente funciones que reciben props y devuelven el JSX necesario para representar el componente.

Container Components

Los componentes contenedores se encargan de gestionar el estado y la lógica relacionada con los datos. Por lo general, no tienen ningún marcado DOM propio, sino que envuelven otros componentes de presentación.

También se encargan de proporcionan los datos y el comportamiento a los componentes de presentación. A menudo se generan utilizando componentes de orden superior como connect() de React Redux.

Por qué es importante entender los componentes en React.JS

Desarrollar aplicaciones web con React.JS requiere el uso de componentes. De ahí la importancia recalcada en el entendimiento de todos los componentes que conforman este framework de JavaScript.

Así pues, los componentes son unidades independientes y reutilizables de código que sirven para construir interfaces de usuario. Cada aplicación web consta de un conjunto de componentes dispuestos jerárquicamente, y cada componente tiene unas propiedades y estados asociados.

Por ello, entender cómo funcionan los componentes en React.JS es esencial para poder desarrollar aplicaciones web eficientemente.

Ventajas de los componentes de React.JS.

Como venimos comentando a lo largo del artículo, los componentes son una de las herramientas más poderosas de React.JS. Por ello, una de las grandes ventajas de los componentes de React.JS es que permite dividir el código en piezas más manejables, y también permiten reutilizar código fácilmente.

En definivita, conocer y entender los diferentes componentes que forman React.JS permite tener una conciencia mayor sobre las tipologías que se utilizan con mayor frecuencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *